Los Mitos de la Selva de Tarapoto

Te traemos algunos mitos de la Selva de Tarapoto que te van a asombrar, cuentos que han ido transcendiendo al paso de los años y los pobladores han ido contando a los visitantes, algunos creen que son mentiras

Te traemos algunos mitos de la Selva de Tarapoto que te van a asombrar, cuentos que han ido transcendiendo al paso de los años y los pobladores han ido contando a los visitantes, algunos creen que son mentiras, pero muchos otros no solo dicen que es verdad sino que en alguna ocasión han visto a estos seres sobre naturales.

Mitos de la Selva de Tarapoto

El Chullachaqui: Se dice que es un diablillo burlón que se presenta a las personas en forma de animal o persona para atraerlos a la profundidad de los bosques. Se le puede reconocer por el pie izquierdo que no termina de transformarlo y trata de esconderlo. Sus víctimas favoritas son los niños que juegan o andan por ahí. Ya en el interior del bosque el chullachaqui vuelve a su origen de diablo, cuelga a sus víctimas en los árboles y se burla de ellos jalándoles las orejas.

La Runa Mula: Se dice que es una mujer casada que tiene encuentros con el cura, que es montada por un diablillo de
jinete. Este diablillo llega a la casa de la pecadora e instantáneamente la mujer se convierte en mula. El diablillo da latigazos a la mula y salen a todo galope salpicando chispas de fuego.

El Tunchi: Es un ser muerto que regresa en forma de espíritu a pagar sus deudas o a recoger sus pasos antes de irse por completo. Este ser se anuncia ante las personas mediante un silbido lúgubre que es conocido, a veces estos espíritus se materializan en bultos blancos que no logran tocar el piso y flotan por ahí.

La Sachamama: Una boa gigante que vive en los adentros de la selva en pantanos, cuando llega el momento de milenario de vida esta busca un lugar donde pueda vivir permanentemente, busca un espacio amplio donde libra su poderosa cola y allí pone su poderosa cabeza y espera. Cualquier animal u hombre que pase delante de ella y ve su cabeza, ya será tarde porque es atraído por sus gigantes mandíbulas y luego ser triturada y comida.

Estos son los mitos de la Selva de Tarapoto más conocidos, existen muchos otros que de seguro te dejaran pensando y perturbara tu sueño. ¿Tienes otro mito?